miércoles, 9 de octubre de 2013

Capitulo 39 "secreto de estado"

En el capitulo anterior:
Genial, ahí encontraría los archivos que estaba buscando. Pero........ el problema es que los encuentre, debe de haber mas de mil archivos, eso sera un dolor de cabeza. Necesito saber el por que tantas visitas......... encima de ella, no la conoce, no sabe de ella.................... ¿por que ella? ¿por que Jane Asher?.................................
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-Narración Normal-
-Marilyn: bueno yo tengo un pequeño romance con el presidente
-Tu: ¿John Kennedy?
-Marilyn: ese mismo
Eso era algo que no me esperaría jamas, de nadie. Por eso tenia tantas cosas interesantes, tantas cosas difíciles de conseguir. Teniendo al presidente de Estados Unidos, casi todo es posible. Podría hasta ser mas joven cada día, o tener toda la medicina necesaria para vivir todo un siglo. Podría espiar a cualquiera, vengarse de quien quiera. Podía tener todo. Y Marilyn, siendo una mujer bella, podría tener todo exactamente todo lo que quisiera en la vida.
Ese, creería yo, es un secreto que no se lo ah revelado a nadie. Es un buen secreto, que incluso podría morir por decir alguna palabra sobre eso a cualquiera.Este secreto, es por lo que los periodistas tanto desean, por lo que le harían ganar fortunas. Incluso, yo contando ese secreto a la prensa, podría crean un caos y no solo eso sino también una guerra entre Estados Unidos e Inglaterra. Eso seria malo, muy malo. Este secreto no es uno cualquiera, es un secreto de estado.
-Marilyn: ¿crees que esta mal?
-Tu: siendo sincera si, porque es un hombre casado. Pero en este momento para mi todos los hombres son unos cerdos.
-Marilyn: y no es lo peor, también tengo otro romance con su hermano
-Tu: ¿su hermano también?
-Marilyn: si, el vicepresidente de los Estados Unidos
-Tu: -ríes- vaya, tu si que sabes divertirte
Tomar todo a la ligera, eso es algo bueno en la vida. Hacer que las cosas pasen, y que no importen. Me encantaría vivir así, podría empezar hoy o quizás mañana. Pero cuando algo es tan importante, soy la única persona que se tomaría esto a la ligera, o tal vez no, tal vez sea algún efecto de haberme drogado, o haber tomado mas de la cuenta. Marilyn no parece preocupada. Pero ella nació así y morirá así, tomado todo a la ligera.
-Tu: necesito un buen trago de cualquier cosa
-Marilyn: ¿que te parece agua? No tienes cara de querer alcohol, después de estar tan triste y depresiva con todo, lo peor es toma alcohol te digo. Mejor te traigo un jugo, ¿quieres?
-Tu: no estoy depresiva, estoy deprimida. Me siento, fea, asquerosa, como si fuera un bicho. Siento asco de mi misma, ¿que me esta pasando?
-Marilyn: ¿quieres hablar con Lucy? ¿o con otra persona? Tal vez con alguien que no diré el nombre pero empieza con "P" y termina con "aul"
-Tu: -ríes- claro que no hablare con Paul el mismo día que las vacas vuelen -bajas la cabeza- quiero hablar con Guada
-Marilyn: claro, habla. Ahí tienes un teléfono
-Tu: te costara una fortuna
-Marilyn: no importa, tengo cinco mas de esas
-Tu: -ríes- gracias -maracas para el departamento de Guada-
-Narra Paul-
Hasta el lugar me daba escalofríos, tenia la necesidad de irme de ahí lo mas rápido posible. Pero creo que algo paso por aquí, y por alguna razón Guada no esta. Busco y busco, y nada. Esperare hasta que ella vuelva, si es que vuelve. Así que sierro la puerta, y acomodo algunos libros que estaban tirados en el piso.
Así no encontrare a Vanessa en un par de años mas.
Por alguna razón, me quede tumbado en el sofá pensando en lo tonto que fui al dejar a Vanessa, ella no tiene comparación y hasta ahora me doy cuenta que no tiene sentido lo que acababa de hacer. Y me equivoque mucho, y si algún día encontrara a Vanessa, se que no me lo perdonaría jamas y no espero que me perdone tampoco.
Por alguna razón salgo de mis pensamientos de culpa, algo me hizo volver a la realidad. Miro a mi alrededor y no encuentro nada que haya hecho ruido. Hasta que tres segundos después veo que el teléfono sonaba.
Atiendo.
-X: ¿hola? ¿Guada?
-Yo: ¿¡Vanessa?! -esa parecía ser su voz, claro que era, la reconocería en cualquier lugar-
-Vanessa: ¿¡Paul?! -grita por la otra linea-
Por dios, esa era su voz. Era ella, por un segundo pensé que era un sueño, pero es real. El placer de escuchar su dulce voz, parecía mucho el tiempo el cual no la escuchaba. Es una vos tan dulce, tan fuerte, tan afinada, hace tanto que no me detenía a ver lo perfecta. Me dedique tanto a ver lo que hacia mal, que no me daba cuenta de lo hermosa que es ella.
Sentir esa satisfacción de encontrar lo que buscabas y por lo que sufriste tanto, es tan agradable. Estaba por llorar de la emoción, va a salir todo bien, la voy a encontrar y vamos a hablar del asunto, y aunque no quiera volver a estar conmigo, voy a hacer que me perdone.
-Yo: oh por dios Vanessa, mi amor, no sabes lo preocupado que estuve buscándote. No sabes lo que te extraño, por favor dime donde estas, necesitamos hablar. Se que cometí un error, que metí la pata, pero por favor tenemos que hablar, yo te explicare todo esto, todo. Pero por favor vuelve, te lo imploro. -y comienzan las lagrimas, no se por que- por favor, necesito volver a verte, Te extraño tanto, y se que no pasaron meses pero es una eternidad, te necesito aquí conmigo, si quieres ódiame, detesta me, insúltame, pero yo voy a hacer que me perdones y solo necesito eso. Que me perdones.
-Narra Vanessa-
Al escuchas su voz............... la piel se me puso de gallina. Me dijo mi amor, como lo extraño, extrañaba su voz, su forma de hablar conmigo.......pero ¿que me pasa? ¿Por que sigo siendo débil? Ahora es cuando me soy cuenta que jamas crecí, que sigo siendo una niña, porque no puedo solucionar mis problemas, porque escapo de ellos, porque no me hago cargo.
Estoy confundida, no se si creer que lo que dice es verdad o no, ya no lo diferencio. No se si decirle que lo perdono aunque no sea así, no se si escapar de nuevo, preguntarle por que esta en la casa e Guada. El estaba llorando, y aun así dudaba si era real, si era un sueño, si ya estaba desmayada o todavía en un coma. Todo se confundía y se volvía oscuro, hasta que veía una luz, una luz que me daba esperanza, calidez, cariño, esa luz era Paul. Pero ahora, no veo ninguna luz, solo oscuridad y mas oscuridad, no hay nada claro en mi vida, ni siquiera Paul.
-Paul: Vanessa......... di algo
-Yo: -corto la llamada y rompo en llanto-..........................................Continuara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada